Cómo determinar los objetivos de tu comunicación corporativa

Definir bien los objetivos de la comunicación corporativa de tu empresa es imprescindible para desarrollar una estrategia empresarial eficaz. Pero ¿cómo hacerlo? ¿Cuáles deben de ser las cosas a tener en cuenta? ¿Qué metas debemos alcanzar? Son preguntas difíciles de responder sin un cuidado análisis de nuestra compañía y del sector en el que nos movemos. Por eso en este artículo vamos a ver maneras eficaces de determinar los objetivos de comunicación de tu empresa.

1.Haz una análisis de la SITUACIÓN ACTUAL de tu empresa

Necesitas saber lo que tienes hasta el momento para poder seguir avanzando. Trata de que este análisis sea lo más detallado posible e incluye tipología de clientes, áreas de actuación geográfica, informe de ventas, seguidores en redes sociales, estado del sector, situación de los principales competidores, análisis DAFO, etc

2.Establece tus METAS

Establece objetivos aspiracionales detallados. ¿Qué quieres conseguir? ¿Hasta dónde esperas llegar? A pesar de ser aspiracionales, intenta que estos objetivos sean lo más detallados posible. Por ejemplo: “Quiero llegar a 10,000 seguidores en Twitter” o “Quiero incrementar cartera de clientes en X”.

PRINCIPALES OBJETIVOS DE LA COMUNICACIÓN CORPORATIVA

Por supuesto cada empresa tiene los objetivos aspiracionales que desea, pero cuando estamos tratando

de mejorar nuestra comunicación empresarial, hay cuatro objetivos básicos que debemos considerar incluir en la lista.

1. Notoriedad

Quieres que la gente conozca y recuerde tu marca ¿verdad?

2. Conocimiento

Otro objetivo aspiracional más a largo plazo es que, al menos tus públicos objetivos, no solo estén familiarizados con tu marca si no que conozcan lo que haces, tus atributos, tus valores y las razones por las que deben escogerte frente a tus competidores.

3. Conexión

Conseguir conectar con tu público de manera que tengan un lazo afectivo con tu marca. Más allá de que te conozcan, consiste en que tu público busque tu marca porque les hace sentir algo.

4. Consideración

Se trata de ocupar un lugar especial en la mente de tus clientes y ser, preferiblemente, la primera marca que les viene a la cabeza cuando piensan en el sector en el que tú te mueves.

3.Define tus OBJETIVOS CONCRETOS

Una vez que sabes lo que tienes (situación) y lo que quieres (metas), es hora de especificar lo que necesitas para conseguirlo. Estos serán los objetivos concretos de tu comunicación corporativa. Desglosa tus metas de mayor a menor para saber cuáles son tus objetivos principales y secundarios y poder priorizarlos.

Si en el caso de las metas ya era importante concretar, aquí es imprescindible. Tus objetivos concretos deben incluir lo siguiente:

-Descripción del objetivo ¿qué quieres conseguir?

-Tiempo de realización: ¿En cuánto tiempo vas a realizarlo?

-Cantidad

-Medición: ¿Cómo vas a medir la consecución de estos objetivos? ¿Cómo saber si has sido exitoso?

-Personal: ¿quién se va a hacer cargo de trabajar para alcanzar el objetivo?

-Presupuesto

Para ayudarte puedes emplear la técnica SMART, que muchas empresas usan a diario. Se trata de planificar tus objetivos concretos asegurándote de que sean:

Specific (específicos)

Measurable (medibles)

Achievable (alcanzables)

Result-Oriented (orientado a resultados)/Relevant (relevante)

Time Based (temporizado)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *