Youtubers ¿El futuro de la Comunicación Corporativa?

Están más de moda que nunca. Rara es la persona que no sigue un canal o tiene un youtuber favorito. Ellos hacen dinero (en ocasiones hablamos de cantidades muy grandes) a costa de aliarse con empresas para sacar un video patrocinado o hablar de X producto a su audiencia. Audiencias que, pueden llegar a contarse en millones de fieles seguidores que  escuchan, confían y se dejan influenciar por esta mezcla de consejeros y marketinianos. Pero ¿cómo de efectivos son? ¿Es una moda pasajera? En definitiva, ¿son los youtubers el futuro de la comunicación corporativa?

Pongamos por ejemplo a Zoella, una de las youtubers más exitosas a nivel mundial. Esta inglesa de 26 años acumula en su cuenta principal de YouTube (tiene otra secundaria) la friolera de 10.570.000 subscriptores en el momento de la escritura de este artículo. En su canal hay videos de todo tipo: piezas en las que cuenta su día a día, recetas, retos con sus amigos, videos en los que aconseja sobre una variedad de temas desde maquillaje hasta problemas de ansiedad y acoso escolar…

Pero una parte muy importante de los videos que publica están claramente destinados a dar visibilidad a marcas comerciales. Ya sea con sus “monthly favourites” (favoritos del mes), en tutoriales de maquillaje o hauls (videos que consisten en enseñar lo que ha comprado recientemente), Zoella es una de las youtubers que mejor está monetizando este tipo de publicidad. Yo sigo a varios canales y creo que el suyo es, sin duda, aquel que dedica más contenido a visibilizar diferentes marcas. Además no solo utiliza su canal, si no también sus redes sociales (envidiablemente administradas). Vamos, la chica es una valla publicitaria andante. Evidentemente, no lo hace por amor al arte, si no por unas cifras desconocidas pero que imaginamos no serán nada desdeñables.

zoella canal2

Porque además de una valla publicitaria, Zoella es una influencer. Lo que ella dice sobre algún producto va a misa y luego vuelve. Sobre todo entre su fiel e influenciable público adolescente. Por lo tanto ¿está bien empleado el dinero que las empresas gastan en este tipo de comunicación corporativa? En mi opinión, sin duda. Cada centavo que gastan aquí (presumo que menos de lo que gastan en publicidad tradicional) les tiene que dar un retorno mucho mayor. Por tres razones principales.

-Es una publicidad que no molesta.

Estamos saturados de publicidad tradicional y esta cada vez nos incomoda más. Sentimos que las marcas siempre están intentando vender, en muchos casos a costa de mentiras. Con los youtubers, esta comunicación de la empresa no tiene ese efecto negativo, ya que es buscada. Es el propio consumidor el que va buscando videos de ese youtuber en concreto para escuchar lo que tiene que decir sobre X. Es él el que demanda ese tipo de contenido.

-Marcas económicas

La segunda razón del éxito de esta forma de comunicación es que las marcas que chicas como Zoella suelen patrocinar son marcas relativamente baratas que ese público joven de clase media que ve sus vídeos se puede permitir.

Zoella también tiene una línea de productos de la que habla en su canal.

Aquí quiero aclarar que aunque el ejemplo que he puesto sea una mujer que se dirige principalmente a un público femenino, el fenómeno YouTube afecta también a hombres. Hay muchísimos youtubers enfocados a vender productos tanto de ropa, videojuegos u otras clases de entretenimiento a un público masculino.

Por supuesto, hay excepciones tanto en el tipo de público como en el precio de los productos que visibiliza, pero en general son maquillaje, juegos, ropa o accesorios accesibles, que chicas y chicos influenciados por los youtubers compran sin dudarlo.

-La figura del youtuber

Por último, la razón más importante es que los youtubers son modelos a imitar. Generan confianza además de un apego emocional que no consigue la mayoría de la publicidad tradicional.

Porque, es evidente que si necesitas un nuevo producto capilar, entre A (marca que o no conoces o emplea publicidad tradicional, de manera que piensas que siempre te está intentando vender) o B (producto que usa y recomienda tu youtuber favorito, en la que confías, y que se puso en ese video en el que estaba guapísima) ¿con cuál te quedarías?

Evidentemente, como todas las formas de comunicación corporativa, tiene limitaciones. Para empezar, es un tipo de comunicación corporativa muy enfocada al público joven, ya que ellos son los principales seguidores de estos canales. No es válida, por tanto, para todo tipo de empresas y sectores. Pero no olvidemos que los jóvenes de hoy serán nuestros clientes adultos de mañana, por lo que fidelizarlos desde antes solo puede reportarnos beneficios.

Además, la marca corre el riesgo de quedar muy asociada a ese youtuber, de manera que si el día de mañana, por lo que sea, pierde credibilidad, también podría hacerlo nuestra marca.

Al final, es una cuestión de valorar si los riesgos compensan los beneficios. Muchos de estos youtubers, llevan años haciendo lo que hacen con una audiencia que, por norma general, va aumentando con el tiempo. Por tanto no parece que vaya a ser una moda pasajera. Internet es el futuro y estos chavales, los consejeros que pueden decantar la balanza hacia tu marca o la de tu competidor. ¿Conviene invertir dinero en esto? Yo creo que sí.

Un comentario sobre “Youtubers ¿El futuro de la Comunicación Corporativa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *