Los 7 errores más comunes de las empresas en redes sociales

Las redes sociales son un arma de doble filo para muchas organizaciones. Mientras que hay algunas compañías que las emplean de manera adecuada y aprovechan sus beneficios (podeís leer aquí el caso de la Policía Nacional), hay otras para las que estas plataformas se convierten en una auténtica pesadilla.

Hoy vamos a hablar de los errores más comunes que cometen las empresas en las redes sociales.

1.No estar

¿Perdona? ¿Siglo XXI? Cómo puede una empresa permitirse no estar en redes sociales. A no ser que seas los servicios secretos de inteligencia considero que solamente te sirve para perder mercado a favor de tus competidores.

2. Encasquetarle el trabajo al primero que pasa

A veces me imagino algunos departamentos de comunicación que funcionan de la siguiente manera.

(Agobiadísimo responsable de comunicación se dirige a la secretaria)

-¿Estás muy ocupada?

-Buen…

-Estupendo. Yo estoy a tope. Métete en el Facebook de la empresa y publica algo.

-Pero…

-¡Algo! ¡Lo que sea!

Y claro, así pasa lo que pasa.


Captura de pantalla 2016-06-16 a la(s) 14.12.29
Captura de pantalla 2016-06-16 a la(s) 14.25.29

3. Publicar el mismo contenido que se creó para otro tipo de medios

Vamos, hacer el “copy-paste” de toda la vida. Tienes una nota de prensa, copias el primer párrafo y lo pegas en una publicación en Facebook. ¡Por favor! Ten en cuenta que la redacción y el estilo para ambos canales de comunicación son totalmente distintos.

Pasa lo mismo con las diferentes redes sociales. El contenido para Facebook no puede ser el mismo que para Twitter.

4. Ignorar a los usuarios

Vale que si eres una multinacional con millones de seguidAjustes del Escritorioores no les puedes responder a todos. Pero deberías al menos intentarlo. No hay nada que frustre más a un usuario que sentir que no le prestas atención. Sobre todo si para lo que te contacta en redes sociales es para quejarse de algo relacionado con tu marca. Las malas opiniones vuelan.

5. Hablar solo de ti

Publicar 50 post al día dedicados exclusivamente a hablar de tu negocio aburre hasta las ovejas. Decide de antemano qué tipo de contenido vas a publicar y cuantas veces al día. Y recuerda publicar cosas que no tengan que ver directamente con tu empresa. Hazte eco de noticias del sector, causas benéficas en las que estás involucrado y ¿por qué no? Deja sitio al humor.

A nadie le gusta escuchar a esa persona que se pasa el día hablando de si mismo.

6. No tener plan estratégico

Creo que lo menciono en un 60% de los posts pero, en comunicación corporativa, tener un plan, con objetivos a corto, medio y largo plazos y estrategias detalladas sobre cómo vas a conseguir esos objetivos es fundamental. Recuerda leer el post sobre cómo se estructura un plan de comunicación externa.

7. No analizar resultados

Me parece tan obvio que ni siquiera voy a desarrollar este punto. ¿Cómo vas a saber si tu plan estratégico funciona si no analizas los resultados?

¿Lo tienes todo? ¡Pues a hacer un buen trabajo en tus redes sociales!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *