4 retos del entorno a los que tu empresa debe hacer frente en los próximos años

Tener un buen producto es importante para que tu empresa pueda competir en el mercado actual. También lo es tener una buena estrategia de comunicación corporativa y marketing, cuidar la responsabilidad social corporativa, conocer el perfil de tus consumidores y muchos más factores. Sin embargo hay un factor en concreto que las empresas suelen pasar por alto: la importancia del entorno, del contexto social en el que operan.

Antes de meternos en materia he de señalar que la idea para este artículo ha venido dada por un post publicado por Jose Manuel Velasco en su blog Fábulas de la Comunicación. Aquí tienes un link al artículo en el que Velasco propone preguntas que debe hacerse una empresa para generar valor. Mi idea inicial era hacer una respuesta al artículo pero leyéndolo me ha parecido más interesante hablar hoy de este tema de los retos que plantea el entorno a una empresa.

De poco valdrá tener el mejor producto o la mejor estrategia de comunicación si estos no están alineados con tu entorno, es decir, si ignoran la realidad y los problemas sociales que existen en ella. En este artículo quiero hablaros de algunos de esos problemas sociales que se dan en el entorno y cuya ignorancia puede afectarnos negativamente.

Estos son los 4 retos a los que tu empresa tendrá que hacer frente en los próximos años:

Desigualdad

Vivimos en sociedades donde la brecha entre ricos y pobres es cada vez más alta. Sobre todo en países emergentes o del tercer mundo las desigualdades entre miembros de la sociedad son sangrantes. Las empresas no pueden permanecer ajenas a una problemática que afecta y preocupa a una gran parte de la sociedad.

A día de hoy la mayoría no tiene ni siquiera un argumentario para responder a este reto social ni una estrategia para ayudar a paliar sus consecuencias. Esto es algo en lo que antes o después se verán obligadas a trabajar.

Crisis medioambientales

El medio ambiente se ha visto afectado por problemas como el calentamiento global y la contaminación desde hace mucho, pero no ha sido hasta ahora cuando ha tomado la delantera y se ha convertido en un asunto prioritario para gobiernos, empresas y consumidores.

Mientras que hay empresas que están haciendo de las buenas practicas medioambientales su seña de identidad, hay muchas otras que siguen teniendo actitudes muy deficientes en este sentido.

Es importante que las empresas se den cuenta ya de que el medio ambiente, no solo es un tema que nos afecta a todos, si no que es un asunto que cada vez preocupa a más gente. Acciones éticas y socialmente responsables por parte de las empresas son vitales no solo para la sostenibilidad si no también para seguir contando con el apoyo y la confianza de clientes y consumidores.

Globalización

Es un arma de doble filo. Para una empresa puede ser un problema y para otra una gran oportunidad. La globalización derriba fronteras y nos iguala a todos. Da a las empresas la oportunidad de acceder y triunfar en mercados que antes tenían vetados pero también obliga a conocer las diferentes realidades sociales y culturales que se dan en diferentes partes del mundo.

Muchas empresas, sobre todo de pequeño y mediano tamaño pero que trabajan en mercados internacionales suelen olvidar esto y desarrollan estrategias (de comuncación, marketing,…) homogéneas para todos los países.

En un mundo globalizado como el nuestro, esto ya no es suficiente. Hay que adaptar las estrategias a las diferentes comunidades, países y culturas en las que se llevan a cabo.

Nuevas características del entorno

El ruido, la prisa, la competitividad, la inmediatez, el egoismo, la multitarea, la necesidad de documentarlo gráficamente todo, el consumo impulsivo… Todas estas son características del entorno en el que opera tu empresa. Debes conocerlas y saber cómo te afectan a ti y a tu negocio así como a tus consumidores (sobre todo a los nuevos consumidores como los Millennials).

Negarte a ver que el contexto en el que se mueve tu negocio cambia y evoluciona a una velocidad de vértigo solo hará que pongas tu esfuerzo en solucionar los problemas equivocados y que ,cuando te quieras dar cuenta, sea demasiado tarde y te hayas quedado muy atrás.

 

¿Qué te ha parecido? ¡Deja un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *