Cómo comunicar un evento de manera eficaz en redes sociales

Los eventos pueden llegar a ser una vía eficaz de comunicación para las empresas. No obstante, debemos tener en cuenta que hoy en día la mayoría de la gente interesada en nuestros eventos, lo siguen y se mantienen al día de los mismos a través de un ordenador.

Por ello es necesario crear una estrategia online de comunicación corporativa que enganche al público objetivo del acto, les haga sentir partícipes, les proporcione toda la información que buscan y, sobre todo, les permita dar su punto de vista (positivo o negativo) sobre el mismo. La comunicación de este tipo de eventos debe abarcar el antes, durante y después de los mismos y, para ello, es necesario tener unos objetivos claros y planificarlo todo con antelación.

Antes del evento

Es imprescindible marcar los objetivos claros del evento. ¿Qué quieres conseguir con este acto? Pueden ir desde conseguir nuevos clientes, ganar visibilidad en redes, influenciar a tu ex-clientes para que vuelvan a serlo, mejorar la imagen de tu empresa… Depende de ti y de tu estrategia corporativa.

Una vez definidos los objetivos, debes empezar a trabajar en consecuencia. Partiendo de que se tratará de una estrategia online (al menos en parte), debemos plantear nuestro storytelling, es decir, qué queremos contar. Puedes ver un artículo sobre este concepto aquí.

También es necesario decidir qué redes sociales vamos a utilizar (Facebook y Twitter son los que mejor funcionan para el mundo eventos) y si vamos a crear canales especiales para el evento o vamos a utilizar los corporativos de nuestra empresa. Aunque esto también depende de ti y de la idea que tú tengas, muchas empresas han optado por, más que crear nuevos canales, crear hastags (etiquetas) que puedan usar tanto ellos como sus seguidores. Asegúrate de que sea un hastag sencillo, que cualquiera pueda replicar sin errores de ortografía porque, de lo contrario, no funcionará.

Aparte de eso, podemos ir viendo algunos elementos de comunicación que están a nuestro alcance. Por ejemplo, suele funcionar muy bien antes del acto en sí, ir dando pequeños avances o píldoras de información de lo que se van a encontrar los asistentes. Si tienes algo interesante que mostrar, enseñar las bambalinas del evento, cómo se va preparando.

Durante el evento

Durante el evento el esfuerzo debe estar puesto en compartir el evento a través de las redes sociales escogidas. Los instagram stories están cobrando mucha fuerza en los últimos meses pero dependen del público al que vaya dirigido tu evento. Si no son jóvenes (básicamente millennials), olvídalo y usa otra redes sociales. Cómo hemos dicho Facebook y Twitter son las más usadas. Es importante transmitir información del evento sin olvidarnos de la parte visual. Por tanto, no te olvides de subir fotos y vídeos cortos con un mínimo de calidad.

Si quieres hacer vídeos más largos o incluso retransmitir todo el evento online, YouTube te da la oportunidad de hacerlo.

Después

Una vez que se acaba el evento, no termina nuestra labor de comunicación. Es muy posible que la gente siga twitteando y escribiendo en internet sobre el acto días después de que este haya pasado. Es el momento de estar atento a lo que se dice, responder a usuarios (también deberíamos hacerlo, en la medida de lo posible, antes y durante el evento), hacer balance y estudiar qué se puede mejorar para la próxima.

También puedes editar fotos y vídeos para subir un resumen del acto a tu web o redes sociales de manera más cuidada o escribir un post explicando cómo fue, número de asistentes, etc.

Por último, es importante guardar la información, vídeos y fotos generados por si nos pueden hacer falta en un futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *